Por Ana von Rebeur

Hacerse amigas es fácil. Lo difícil es conservarlas. ¿Por qué? Porque hay chicas que se te pegan solo porque no dan nada bueno en la tele. Pero la amistad, como el amor, es un ida y vuelta de sinceridad respetuosa. Acá tenes los 10 tips de la buena amistad:

1)  Más cariño que necesidad: Una buena amiga no es la que sólo te llama cuando se peleó con el novio. Te llama cuando está feliz y enamorada… ¡eso es amistad!

2) Más confianza que desesperación: Una buena amiga no coquetea con tu novio. Lo trata como si fuera el chico del delivery de la pizza: amable, sonriente y un poco impaciente por que se vaya pronto.

3) Más hechos y menos palabras: Si promete, cumple. Eso es una buena amiga. Si le prometiste algo a una amiga, tenés que hacerlo. Y no vale decir “es que esta noche también quiero usar el vestido negro” o “¡no sabía que sus sobrinos eran tan insoportables cuando ofrecí cuidarlos!”. Si lo prometiste, hacelo.

4) Más oreja, menos lengua: la buena amiga escucha el doble de lo que habla. Y es una tumba: lo que le contás queda entre ella y vos. Si le contás un secreto y al día siguiente lo saben todos, más que una amiga, es Luis Ventura con corpiño.

5) Más respeto y menos burla: Por más confianza que tengas con tu amiga, no andes contando a todos como se come las uñas cuando se pone nerviosa ni que manera extraña tiene de comer empanadas por el centro dejando el repulgue.

6) Hoy por mi, mañana por ti: Dos amigas se la pasan devolviéndose favores. Si hay desequilibrio, y una da más que la otra, se acaba la amistad… o ella te acaba contratando como su esclava personal.

7) Tenerse en cuenta: Hay gente que dice “somos tan amigos que si nos vemos en años, seguimos unidos”. Esto es para vagos. Los amigos de verdad se llaman seguido para saber cómo anda el otro. Que tu amiga sepa que sos importante para ella es lo que fortalece la amistad.

8) Compartir experiencias: Coleccionar recuerdos juntas es genial. Recordar la vez que un auto que pasaba te bañó de barro, como fuiste a esa cita con conjuntivitis y la espantosa diarrea que tuviste ese verano, te llenará de felicidad con tu amiga.

9) Más aguante que impaciencia: La amistad no es algo para gente muy susceptible. Una amiga puede ser impuntual, amarreta, celosa y envidiosa. Pero si te divierte y esta de tu lado, conviene dejar pasar sus berrinches y mañas. Para conservar amistades hay que ofenderse poco, ser paciente y saber perdonar.

10)  Más honestidad que mentira: La que dice “Estas divina igual con 10 kilos de más” no es una amiga. Una amiga dice verdades feas, pero no miente. Una amiga es quien dice de frente “No me gusta ese chico para vos”, “Estás gastando mucho en pavadas”, sin miedo a que la amiga se enoje. Para piropearte están todos los demás. ¡Las amigas de verdad dicen VERDADES!

 

 

Leave a reply